Reseña El beso del infierno



Título: EL beso del infierno.
Título Original: White Hot Kis.
Saga: The Dark Elements.
Autora: Jennifer L. Anmentrout.
Editorial: Plataforma Neo.
Páginas: 408.
Precio: 17,90€ físico y 8,54€ Kindle.


Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. Criada entre los Guardianes (una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo), Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma. Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoníaco, confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne… Podría convertirla en una traidora para su familia. Peor aún, podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo.

En esta nueva novela de la autora de la saga Lux descubrimos a Layla, una joven que no sabe muy bien a que mundo pertenece. Aunque ella viva con los Guardianes, unas gárgolas que se encargan de exterminar los demonios, no es una auténtica gárgola y ellos se encargan de dejárselo bastante claro. Por otro lado, tampoco es un demonio al 100%, pero cuando conoce a Roth, un demonio provocativo (que tampoco me importaría conocer), se da cuenta de que tienen bastantes cosas en común y, sobretodo, se da cuenta de lo más importante, puede ser ella misma sin ser juzgada. Al lado de Roth vivirá aventuras que la distanciarán cada vez más de "su familia" y de su amor platónico Zayne, una gárgola (también bastante atractivo) y que al parecer es el único al que le importa bien poco como sea Layla.  Gracias a todas las experiencias vividas Layla se percatará de que en el bien no hay tanta bondad ni en el mal, tanta maldad.


Jennifer L. Armentrout lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a enamorarnos con una trama llena de acción, unos personajes geniales y un final que te deja con ganas de más. En esta ocasión como protagonistas, Layla y Roth, tenemos a una medio gárgola - medio demonio y un demonio, que se unirán para evitar que los demonios se revelen. Roth es un canalla sin pelos en la lengua y que hace lo que le apetece cuando le apetece (como buen demonio) y Layla al principio es un tanto ingenua y corta de miras, peor la verdad es que evoluciona muy bien y empatizas mucho con ella, ya que la autora narra muy bien su conflicto interno y como al principio no entiende porque se siente bien al lado de un demonio, debido que él es el enemigo.

Lo que está claro es que El beso del infierno no es la típica novela juvenil de amor sobrenatural, va mucho más allá cuando nos expone en la encrucijada de que al ser tu misma puedes dañar a tus seres queridos. Te hace reflexionar sobre el bien y el mal, y te obliga a ver más allá de las etiquetas impuestas. Y trata de forma muy interesante el triángulo amoroso que sufren los personajes, ya que la imposibilidad física, de dos de los personajes, para estar juntos es un hecho notorio para la evolución de la historia.

Con un final totalmente inesperado y que te deja con el corazón en un puño, esta novela consigue engancharte y hacerte soñar con la posible aparición de un demonio o una gárgola en tu vida. 

Por suerte, todos aquellos que disfrutamos leyendo este libro, este abril (el día 3 para ser más concretos) Plataforma Neo saca a la venta la segunda parte, La caricia del infierno. Así que ya no queda nada para descubrir como continua la historia. Y si aún no te has animado a empezar esta saga, te la recomiendo 

🌕🌕🌕🌕🌑